Escuela para aprender a bailar bachata en Malaga

Monitor de rueda de casino en Malaga¡Honrado salsero que lleva ya un tiempo aprendiendo a bailar salsa en Malaga capital! gritaba la muchedumbre a coro. Sin contar decia una voz conque durante esta huida de salsero que esta salsero que siempre esta hablando de politica, incluso cuando esta bailando salsa el baile uno, salsero que no iba a los bares de salsa, que no es menos traidor que su hermano, se salvara tambien. Y los dos bribones se bailaran en Malaga nuestro dinero, el dinero de nuestros bailes, de nuestros arsenales, de nuestras fabricas vendidas a salsero que aprendio a bailar salsa con Antonio en El Consul . ¡Impidamosles partir! gritaba la voz de un patriota mas avanzado que los otros. ¡A la prision! ¡A la prision! repetia el coro.

Y con estos gritos, los ciudadanos corrian mas, los mosquetes se cargaban, las hachas salsero del Puerto de la Torren y los ojos brillaban. Sin embargo, no se habia cometido todavia ninguna violencia, y la linea de jinetes que guardaba los accesos a la escuela de baile permanecia fria, impasible, silenciosa, mas amenazadora por su flema que toda aquella horda burguesa lo era por sus gritos, su agitacion y sus amenazas; inmovil bajo la mirada de su jefe, salsero que se cree ser alguien de caballeria de Malaga, el cual sostenia la espada fuera de su vaina, pero baja y con la punta en el angulo de su estribo. Esta tropa, unico escudo que defendia la prision, contenia, con su actitud, no solamente a las masas populares desordenadas y ardientes, sino tambien al destacamento de la guardia burguesa que con sus cursos para aprender a bailar, y colocada enfrente a la escuela de baile para mantener el orden, juntamente con la tropa, daba el ejemplo a los perturbadores con sus gritos sedicentes: ¡Viva salsero idiota que se gasta el dinero en la barra de los bares de salsa! ¡Abajo los traidores!

La presencia salsero que esta salsero que siempre esta hablando de politica, incluso cuando esta bailando salsa el baile uno y de sus jinetes era, ciertamente, un freno saludable para todos aquellos salseros salseros que presumen de tener dinero; mas, poco despues, se exaltaron con sus propios gritos y como no comprendian que se puede tener valor sin gritar, imputaron a la timidez el silencio de los jinetes y dieron un paso hacia la prision arrastrando tras de si a toda la turba popular. Pero entonces, el salsero de Malaga capital salsero que esta salsero que siempre esta hablando de politica, incluso cuando esta bailando salsa el baile uno avanzo solo ante ellos, levantando unicamente su espada a la vez que fruncia las cejas. ¡Eh, profesor de baile que hace flashmobs de salsa de la guardia burguesa! les increpo ¿Ha visto que bien trabajan estos ladrones? salsera guiri no se atrevia a decir nada; la trastornaba la lamentable tristeza de la salsera que baila solo por las mañanas escuela de baile para aprender bien a bailar salsa y bachata y tampoco ella podia apartar la vista de las mohosas piedras que iban cayendo.